martes, 1 de noviembre de 2011

Bar EL SUEÑO

ABSTRACT
No hay nada como profundizar en los barrios donde ninguna guía de turismo te podrá llevar, una parada de metro que nunca habías pisado, un lugar que tienes la suerte de conocerlo de oídas.

En una pequeña terraza de una calle peatonal, dentro de un entorno polígono residencial, donde la antigua y la actual inmigración se han fusionado, en un barrio no demasiado lujoso, repleto de idiomas y colores, el bar El Sueño nos abrió sus puertas.

TRABAJO DE CAMPO
7 de octubre de 2011
Entrada al local, con el dueño vigilante

PARÁMETROS DE CONTROL
  • Bravas: 5€
  • Mediana (Mahou): 1.7€

NO HAY QUE IRSE SIN PROBAR
  • Patatas con all-i-oli (por lo que nos dijeron... fallo nuestro al no preguntar por la especialidad de la casa) 

CONSUMICIÓN
No está nada mal ¿no?

LA OPINIÓN DE...
Eneko
Es un bar de toda la vida, con camareros de toda la vida y unas tapas de toda la vida. Un lugar donde la calidad de los productos no es de primera, pero nada que envidiar a estos bares taperos de postal de Barcelona.

Normalmente uno procura ir sin demasiada hambre para que la objetiva valoración no sea influenciada por la gula del momento. Pues si otras veces uno se queda con ganas de aumentar el “bote” para poder seguir bebiendo y comiendo, aquí con dos tapas fue suficiente.

Una de bravas y otra de cochinillo, acompañado de cervecita Mahou (para gustos los colores) y un vaso de patxaran y/o orujo de hierbas para hacer mejor la digestión.
Con este último comentario creo que me podría ahorrar el decir que las tapas eran enormes!!
De todo menos minimalista
Como nuestras madres en su día nos educaron bien (por lo menos hicieron todo lo posible), nos comimos todo lo que nos sirvieron en la mesa, pero tampoco nos atrevimos a pedir nada más de lo que nos ofrecía aquella extensa carta.

Calidad buena, precio bueno, compañía aun mejor (que ya reímos un rato) y aún muchas tapas por degustar...

JL
Para tomarnos con calma esta primera incursión de la nueva temporada de La Tapería, habíamos hablado de ir comidos para no lanzarnos sobre las tapas como si no hubiese un mañana, y así lo hicimos.
Como se ha visto, probamos poca variedad de tapas, y es que se juntó el ir comidos con el tamaño de las tapas que, más que tapas eran raciones. Muy bestia.
  • Las bravas eran congeladas pero, como diría Marc, dignas, con corte "en gajos" y tamaño mediano (unos 4cm). Las salsas, una blanca (all-i-oli muy suave) y otra roja (salsa brava de bote). El resultado final era aceptable aunque, sin tener en cuenta la cantidad, no destacaban por nada especial.
  • El cochinillo. Ante este nombre la duda campaba a sus anchas... ¿cochinillo? Estaba claro que no sería el típico cochinillo segoviano. Resultó ser carne de cerdo adobada, cortada en dados y frita, servida con la misma desmesura que las bravas, y cubierta de palitos de pan tostado. Muy bueno.
Con todos ustedes, el susodicho
En otras mesas vimos servir las patatas con all-i-oli que nos recomendaron a destiempo... grrrr!

Desde luego es un bar para ir con hambre.
La diferencia de precio entre la tapa pequeña y la grande incita a pedir la grande. En ese caso, si se quiere probar variedad de tapas, lo recomendable es ir unas 4 o 5 personas para poder dar cuenta de las enormes raciones que sirven.
Para otra ocasión nosotros también nos aplicaremos el cuento... o pediremos las pequeñas :p

Marc
Estoy seguro de que este bar lleva muchos años siguiendo la misma línea. Los camareros se nota que llevan años en el oficio. Tiene una terraza bastante digna (la calle es peatonal).
Primero de todo, vamos a matizar que es un bar para ir con amigos (como casi todos.. pero las tapas son bastante grandes, y con una tapa por cabeza vas sobrado) y cuantos más mejor porque así pruebas varias tapas.
El desafío
La especialidad de la casa son las patatas con all-i-oli (que no probamos... ) pero vimos como las servían a otras mesas y tenían muy buena pinta. Nosotros fuimos tres y nos pedimos una tapa de bravas, una de cochinillo y unas cervezas (Mahou).
  • Las bravas eran congeladas :S pero la salsa era con all-i-oli... estaba buena, eso si la tapa era enorme, servida en una bandeja de metal.
  • El cochinillo estaba bueno y, aparte, es una tapa que no se suele ver mucho (es más, es el primer bar que veo que la sirven como tapa). Estaba frito y en su punto. Lo sirven con palitos de pan tostado. Al igual que con las bravas, la tapa es grande y también la sirven en bandeja de metal.
En definitiva, es un bar que, por calidad-precio está estupendo, porque pidiendo una tapa por cabeza y unas cervezas ya cenas y te gastas menos de 10€.
Un pequeño extra

EL MAPA DEL TESORO


DE ÉL HAN HABLADO...

3 comentarios:

Anónimo dijo...

Vaya forma de publicitar el local. "la calidad de los productos no es la mejor". Asi quieres que vayamos al bar?
Una cosa es decir que la calidad/cantidad no estan reñidas con el precio, pero de ahi a decir que los productos te van a dar una cagalera...

Anónimo dijo...

Quiero dar mi opinion con todos mis respetos, pero tengo que ser justa porque yo me guio muchos de los comentarios.Siento decir que las tapas son simplemente abundantes,pero la calidads deja un poco que desear. SOBRE LAS PATATAS BRAVAS no he comido nada tan malo nunca, son congeladas pero de las malas, el cochinillo, lo dicho carne adobada y poco echa. si que es cierto la buena voluntad de los duños y el precio correcto, `pero con eso no se come.

Jordi portillo dijo...

LLevo años yendo a tomar tapas a este bar y puedo asegurarte que pocos bares te dan tanto por tan poco y el dia que fuiste ,seria un mal dia,por que nunca me he encontrado ningun bar que ponga tant cantidad,te perdiste lo mejor las patatas con allioli y los boquerones,ademas de todo lo demas,a lo mejor la cocinera estaba mala ese dia,hazme caso y repite,yo me voy ahora mismo para alli ,me ha habierto el apetito y no vivo cerca y es de los pocos que si tomas lo que sea en la barra,aun pone una pequeña tapita.